Ricardo Alvarado, alcalde de Omoa, quien dijo sentirse impotente porque ninguna autoridad lo apoya, expuso el problema ante alcaldes que ayer en San Pedro Sula celebraron el Consejo Regional  de Desarrollo del Valle de Sula.

En el consejo,  Alvarado advirtió que “este es un problema grave” y “no se encuentra eco” en el gobierno de Honduras para buscar una solución definitiva, pese a que tiene un impacto negativo en el turismo y en la economía.

“Con mi colega de Puerto Cortés, Allan Ramos, ya no aguantamos la limpieza de las playas. Son cantidades de basura. Son montones de basura que llegan cuando llueve en Guatemala”, dijo.

Alvarado y Ramos esperan que la Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras realice las gestiones “necesarias” para que el gobierno de Guatemala tome medidas para controlar este problema ambiental que también amenaza el arrecife coralino que esta en el Mar Caribe.

Este tema, que afecta a Omoa desde hace diez años, ha cobrado relevancia en los últimos días gracias a las publicaciones realizadas a finales de la semana anterior por DIARIO TIEMPO con el fin de poner en la mesa de discusión un problema que tiene incidencia en la salud de los seres humanos y flora y fauna del mar.

El próximo sábado, en El Progreso, Yoro, en la sesión que celebran los ministros en esta ciudad, los alcaldes del Valle de Sula les presentarán la solicitud para el gobierno de Honduras converse con el homólogo guatemalteco.

“Este es un tema binacional, de dos países, de Honduras y Guatemala. El Río Motagua es uno de los más caudalosos y son grandes cantidades de basura que nos trae. Esta basura tiene un alto grado de contaminación, son desechos médicos, desechos sólidos”, dijo el alcalde.

“La Municipalidad de Omoa gasta 50 mil lempiras al mes en labores de recolección de la basura que llega a  sus 42 kilómetros de playa”: Ricardo Alvarado.

“La Municipalidad de Puerto Barrios, Guatemala, y la Municipalidad de Omoa, Honduras, han abordado el tema, pero no han encontrado apoyo”: Allan Ramos.

HAY QUE CONSTRUIR BORDOS DE PROTECCIÓN
Allan Ramos, alcalde de Puerto Cortés, planteó ayer en Consejo Regional  de Desarrollo del Valle de Sula que la construcción de bordos de protección dentro del territorio hondureño podría frenar la contaminación del mar con basura guatemalteca.

 “La basura afecta a Omoa, Puerto Cortés, Tela. Se propone bordos de protección en el lado hondureño (...), bordos de protección a la orilla del río Montagua. En el lado de Guatemala están protegidos, en lado de Honduras, no”, dijo.

Ramos explicó que el gobierno puede desarrollar estos proyectos con dinero que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) utiliza para financiar las iniciativas del Golfo de Honduras.

Según él, debe involucrarse Relaciones Exteriores, Recursos Naturales y el Comité Permanente de Contingencias (COPECO) en la solución de este problema.


Tegucigalpa

Eventos Recientes

Sin eventos

Bolsa de valores