La Muralla fue declarada como área legalmente protegida en el año 1987 por el decreto nacional 87-87. La categoría oficial de La Muralla es la de un Refugio de Vida Silvestre. Está ubicado a catorce kilómetros del municipio de La Unión, Olancho en el noreste del país. Es un bosque nublado con una biodiversidad de flora y fauna.

Posee tres montañas principales que definen el área: Las Parras, La Muralla y Los Higuerales con el punto más alto a 2,604 metros sobre el nivel del mar. También La Muralla es la fuente del agua para más de 20,000 personas en la región. 

La zona de amortiguamiento es perimetral al núcleo, siguiendo el contorno a dos kilómetros lineales de los hitos de concreto. Los límites de La Muralla incluyen la montaña La Muralla, Macupina, El Ecuador y El Díctamo, haciendo un grupo de montañas que drenan dentro de la cuenca del río Aguán. 

Los límites de la zona núcleo se encuentran demarcados desde el año de 1997 y son parte del patrimonio público forestal inalienable, con estaciones de concreto (hitos) ubicados de mayor a menor siguiendo una orientación contraria a las agujas del reloj. Desde 1987 forma parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas Prioritarias de Honduras (SINAPH) y desde el año 2002 es considerada parte del sub-sistema de áreas protegidas prioritarias para el país. 

La Muralla presenta varias zonas de vida, entre ellas el bosque “Muy Húmedo Montano Bajo Sub-tropical”, que se caracteriza por presentar una composición florística muy homogénea. Las precipitaciones anuales en este bosque oscilan entre dos mil y cuatro mil milímetros; la temperatura promedio es de 12 grados y se encuentra presente desde los 1,600 hasta 2,000 metros sobre el nivel del mar. Este tipo de bosque representa el 55 por ciento es el mayormente representado. El bosque “Húmedo Montano Bajo Sub-tropical” cubre los cerros de Los Volcancitos, Las Parras, Los Higuerales, el Cerro de Enmedio. Este refugio de vida silvestre es famoso para ver los quetzales, el ave orgullo en Centroamérica. Una razón para que estas aves prosperen en esta región es porque existen más de veinte especies de aguacatillo. También, existen en La Muralla muchos árboles de madera preciosa.

Esta lista incluye: cedros, caoba, maría, sanjuán, y granadillo. Se pueden avistar águila arpía, zopilote rey, tucanes, tucanillos, loros, picos de navaja, muchas especies de búhos, y las especies de cacería (pavas pajuiles y chachalacas), todas estas y otras especies de aves hacen de La Muralla un lugar atractivo para el desarrollo de clubes para la observación de aves y la cacería controlada. La biodiversidad se encuentra representada por 127 familias de plantas, distribuidas en 410 géneros y 862 especies. La fauna con unas 288 especies. La herpetofauna la representan 51 especies de anfibios y reptiles, 179 de aves y 58 de mamíferos. Todas estas características hacen del Refugio de Vida Silvestre, una de las áreas protegidas con mayor biodiversidad de Honduras.

Entre los mamíferos más importantes se encuentran el oso caballo u hormiguero gigante (Mirmecophaga tridáctila), el coyote (canislatran) y las tres especies de monos reportadas para el país: Araña, cara blanca y olingo (aullador), asimismo, viven aquí los felinos más grandes como el jaguar y ocelote, el danto o tapir, chancho de monte, el venado cola blanca y muchos otros mamíferos grandes en peligro de extinción.

Muchas personas alrededor del parque usan las plantas del bosque nublado como medicina. Algunas de esas son: liquidámbar, quina, calaguala, beso de novia, y gualiqueme. Hay muchas otras plantas en el bosque que posiblemente tengan valor medicinal o de otros usos, pero todavía son desconocidos.

Las cuencas y microcuencas dentro de La Muralla se encuentran sobre rocas con recursos de agua subterránea. Esta condición influye para que las aguas lluvias escurran rápidamente del terreno. En la zona del Díctamo los acuíferos locales son extensivos y moderadamente productivos, condición que posibilita el desarrollo de cultivos permanentes. Esta área protegida drena sus aguas a través de tres corrientes: Río Chiquito o Esquipulas, tiene como afluentes las quebradas de Las Escaleras, El Danto, El Zonzapote y la quebrada de El Prieto. El río Comayagüela tiene como afluente la quebrada de Las Macetas y quebrada de Macupina. La otra corriente importante es la del río Mangulile que tiene como aporte las quebradas de La Habana, Buenas Noches, Monte Escondido y los ríos: Camalotales, Los Achiotes y Del Cacao. Tanto el río Chiquito y el Comayagüela son tributarios del río Mame; y el Mangulile del río Yaguala, estos a su vez son los grandes tributarios del río Aguán.

El 55 por ciento del parque está cubierto por bosque de hoja ancha y se encuentra en estado primario con excepciones de algunas zonas que están intervenidas por cultivo de café y agricultura migratoria. El bosque mixto representa el 29 por ciento y se ubica en la zona de transición entre los pinares y latifoliados. Es importante destacar que el 88% de la cobertura vegetal de La Muralla está compuesta por bosque puro latifoliado y mixto con predominancia de hoja ancha poco intervenido. El bosque de pino, casi siempre se quema para favorecer la regeneración de pastos, que soportan la actividad de ganadería extensiva que se desarrolla en la zona.

El 56 por ciento del área protegida está dedicado a la regeneración de biomasa, el dos por ciento a la producción controlada de madera y el 42 por ciento restante de la zona deforestada, al uso intensivo de café, ganadería y agricultura permanente. Se considera que el uso actual favorece y facilita la actividad de conservación para beneficio de las comunidades; hay que agregar, que la asistencia técnica y la orientación de los cultivos pueden facilitar un desarrollo compatible con el desarrollo compatible con los objetivos de conservación.


Partly Cloudy

32°C

Tegucigalpa

Partly Cloudy

Humidity: 36%

Wind: 14.48 km/h

  • 24 Mar 2016

    Sunny 32°C 16°C

  • 25 Mar 2016

    Partly Cloudy 33°C 17°C

Eventos Recientes

Sin eventos

Bolsa de valores